Dom. Jul 21st, 2024

Días antes de actuar, Jorge González no confiaba en que el público del Benidorm Fest 2024 apoyara su propuesta en el festival, por jugar con los tópicos que los extranjeros tienen de la cultura española. “El problema es la mentalidad de los españoles. Si tú ves vídeos reacción de europeos con mi canción… están enamorados. El problema son los españoles. Hay que transmitir la alegría, el fuego que somos los españoles. Señorita, los tambores, fuego, caliente… Y lo han entendido. Es efectivo. Esto nos representa. Te guste o no”, le dijo hace unos días al youtuber Malbert.

El cantante madrileño de 35 años, que opina que ver cantar y bailar a un hombre no está igual de aceptado que cuando lo hace una artista femenina como Chanel, se llevó una sorpresa en la noche del jueves, cuando se convirtió en el mejor puntuado por el público de entre los 16 aspirantes a representar a España en Eurovisión. Fue el jurado profesional el que le dio una cantidad muy escasa de puntos, reduciendo sensiblemente sus posibilidades de viajar a Eurovisión. Si las votaciones del jurado se repiten en la final del sábado, sería matemáticamente imposible que el público pudiera hacer a Jorge ganador.

La progresión de González en los televotos ha ido en claro ascenso. Fue octavo clasificado en Operación Triunfo en 2006, quedó en segunda posición en La voz en 2012 y ganador en Tu cara me suena en 2017. Este jueves, en la segunda semifinal del Benidorm Fest 2024, fue primera opción del voto de la audiencia (lo que le dio 40 puntos) y primera opción en la encuesta demoscópica (otros 40 puntos). Obtuvo 80 puntos. Es el máximo posible de entre los 432 puntos que distribuye el voto popular. Técnicamente, el jurado profesional cuenta con el 50% de poder de decisión, al otorgar otros 432 puntos. Pero el hecho de que puedan distribuirlos de forma más dispar que los votos populares hace que puedan dar hasta 96 puntos a una misma canción. Esa diferencia ha sido clave en todas las ediciones del festival. La primera opción del jurado, tanto en las seis semifinales celebradas hasta ahora como en las dos finales, ha terminado como primer clasificada de la noche.

Además, el voto de la audiencia se divide en dos, dando pie a que el máximo clasificado en ese segmento pueda obtener menos de 80 puntos. Le ocurrió a Angy Fernández en la primera semifinal de este martes: primera opción en el demoscópico (40 puntos) y segunda en el televoto (35 puntos que hicieron un total de 75). Los ocho integrantes del jurado votan como en Eurovisión, asignando 12, 10, 8, 7, 6, 5, 4, y 2 puntos. Las puntuaciones demoscópicas se dividen en franjas de (40, 35, 30, 28, 25, 22, 20 y 16 puntos), al igual que las telefónicas.

En el caso de Jorge González, se encontró este jueves con que el jurado dio 94 de los 96 puntos posibles a uno de sus rivales, St. Pedro. Mientras, a su propuesta, Caliente, le dio 52 puntos menos (42 puntos en la suma de las ocho votaciones de sus integrantes). Resulta una distancia insalvable que el voto del público no puede compensar de ninguna forma. El mínimo que pueden dar a una propuesta son 32 puntos y el máximo 80 puntos: hay solo 48 puntos entre ambas posibilidades.

Pregunta. En la semifinal ocurrió lo contrario a lo que esperaba. Fue el público el que le apoyó de forma masiva y unánime para ir a Eurovisión. Y el jurado recortó mucho su puntuación final.

Respuesta. No sé qué escucha o qué ve el jurado desde ese lugar. No lo puedo juzgar. Yo valoraría el riesgo, la complicidad que genera con el público, la afinación… No sé qué están puntuando. Lo tengo que respetar, pero me quedo con lo que ha valorado el público. No me lo esperaba. La mejor valoración que me puedo llevar aquí es la del eurofan. Y lo he logrado.

P. Aunque las matemáticas son soberanas, quién sabe si el jurado cambia de opinión el sábado y termina ganando.

R. Si el jurado te pone muy abajo… es difícil. Y yo no gané la semifinal.

P. Beatriz Luengo, portavoz del jurado, se llevó un gran abucheo de los asistentes en el pabellón cuando colocó a Caliente en sexta posición de sus votaciones.

R. Fue un momento agridulce. Un abucheo no es agradable. Por ella y por los compañeros. Pero fue bonito ver cómo me apoyaban.

P. Su propuesta lo definen como una versión masculina del SloMo de Chanel, por la coreografía, puesta en escena, vestuario…

R. No puedo compararme. Ella está a años luz en cuestión de baile. Pero si ves a alguien latino con coreografía ya te aferras al referente más inmediato. Hay gestos en mi actuación que dicen que son suyos, pero ya los hacía antes Lady Gaga. La esencia suya que tanto cautivó a Europa sí que es la que hemos querido traer, porque creemos que es la que se recordará en Malmö. Cuando cantan 25 países en una final se acuerdan del chico latino.

P. En Caliente se acompaña de cuatro bailarines sobre el escenario, cuando podía llevar hasta cinco. ¿Por qué conformarse?

R. Por simetría. Nos daba mucho TOC tener a uno detrás con el que no vas a interactuar tanto. Con Chanel ese quinto es el que bailaba con ella.

El eurofan es exigente. Le gusta que haya calidad, pero también espectáculo… busca un pack redondo y perfecto

P. El quinto podía bailar con usted, como hace Jonan Wiergo en Bailando con las estrellas

R. Lo pensamos. Estuvimos dudando mucho en si esa persona podía hacer conmigo cosas. Pero creíamos que debería centrarme más en la voz, para no abarcar demasiado, pero tenemos algunos momentos.

P. De hecho, la puesta en escena parece enfocada al público gay. Se han montado una sauna en el escenario.

R. Muchos dicen eso. Yo no lo veo así. No es una sauna, es una ducha.

P. Ah, como en el gimnasio. Completamente distinto.

R. Mira, si la gente de cualquier sector se siente representada, ya sea público gay o los amantes de las duchas… qué más da. Queríamos representar el calor, el sudor siendo algo más originales.

P. Ha participado en varias competiciones televisivas, pero Benidorm Fest es diferente.

R. Es muy exigente. En otros formatos te pasas una semana preparando una canción, que es algo muy difícil. Pero aquí te pasas meses preparando una propuesta y tienes solo 3 minutos para mostrarla. El eurofan es exigente. Le gusta que haya calidad, pero también espectáculo… busca un pack redondo y perfecto.

Puedes seguir EL PAÍS Televisión en X o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.

Recibe el boletín de televisión

Todas las novedades de canales y plataformas, con entrevistas, noticias y análisis, además de las recomendaciones y críticas de nuestros periodistas

APÚNTATE