Jue. Abr 25th, 2024

Abascal afirma que «es imposible» que Vox facilite la investidura del murciano López Miras después del 23-J si no entra en su gobierno

El líder de Vox, Santiago Abascal, ha asegurado que es «imposible» cambiar la posición de su partido en la Asamblea de Murcia y que sus diputados se abstengan para permitir la investidura del popular Fernando López Miras. Entrevistada por Susanna Griso en Antena 3, Abascal expresó el sentimiento de que los nuevos diputados ultras no cederán al «chantaje» y votarán «no» este lunes en la segunda votación del candidato del PP si se mantiene en la convocatoria de la voz entre el gobierno regional. Preguntado por si se trató de un paripé y si la situación puede cambiar de unas elecciones generales a otras, responde: “Es posible que haya un paripé por parte del PP. Mi opinión va a ser la misma tras el 23 de julio y es imposible cambiar”. Abascal reafirmó su valor en los encuentros que auguran una caída de su partido, especialmente en Castilla y León, donde percibió «un gran apoyo al Gobierno» de la coalición entre PP y Vox y añadió que lo que más preocupa de las declaraciones del el líder popular, Alberto Núñez Feijóo, que gobernará el PSOE si su partido no es el más votado, sin embargo la derecha y los ultras ostentan la mayoría.

Abascal ha atribuido a la «criminalización de los medios de comunicación» la preocupación que suscita en buena parte de la sociedad española la posibilidad de que su partido entre en el Gobierno nacional pero, preocupado por la situación en la que se encuentran las mujeres que quieren abortar, no ha llegado. no hay mejor alternativa que ofrecerles ayuda para conservar al hijo y asegurarse de que no es su intención “meterlos en la cárcel”.

El líder de Vox aseguró que su propuesta de bajada radical de impuestos y exención total de familias numerosas es «perfectamente coherente» y «cuadra» presumiblemente, por lo que vendría acompañada de una drástica reducción de la gasolina en el estado, pero no ofreció no había memoria económica y era un «escenario ideal» en el que se avanzaba progresivamente. Abascal se mostró visiblemente hostigador cuando exigió su alternativa a la derogatoria de la ley de Violencia de Género, asegurando que está en la oposición y le corresponde al Gobierno dar explicaciones. “Siempre va a haber violencia”, dijo, antes de que plantar medidas como fomentar el respeto a las mujeres, hacer un estudio sobre el perfil de los violadores o soportar las penas para ellos. “Cuando un hombre mata a una mujer yo lo llamo asesinato”, dijo, sin más ajetivos.

Finalmente, defendió la censura de la película. Año luz en un pueblo de Cantabria, alegando que cuando su partido se relaciona con el poder en algunos ayuntamientos “no se sostiene por el cual asumir” el programa que han hecho otras personas. Cuando se registró que esta película se vio en países con regímenes musulmanes fundamentalistas porque parece un beso entre las mujeres, se limitó a informar que “Disney también tiene problemas en Florida”, en alusión al amigo que es amigo de la empresa por parte. del gobernador republicano Ron de Santis, del ala más derechista del partido.