Mar. May 21st, 2024

Una de las claves del cálculo cuántico es la roja. Disponer de un ordenador de gran capacidad para cualquier empresa o entidad que lo especifique es factible, pero reproducir el esquema actual de la computación en la nube, con acceso a bases de datos distribuidas por todo el mundo, hace factible democratizar y extender este nuevo sistema de procesos. . El director de IBM Quantum Computing, Jay Gambetta, ha anunciado que esta empresa, que cuenta en su carrera con otros gigantes como Google, Microsoft, Intel y Amazon, instalará el primer Quantum Data Center europeo con procesadores de más de 100 cubos en Ehiningen, Alemania. .

El objetivo del complejo, que estará operativo el próximo año, es dar acceso a tecnología informática útil para empresas, instituciones de investigación y organismos gubernamentales. Un ejemplo de estas aplicaciones es el conocimiento entre IBM y la biotecnología moderna, pionera en mensajero RNA (mRNA) terapias y vacunas, como la desarrollada contra covid, para utilizar la computación cuántica y la inteligencia artificial en esta ciencia que ha salvado la pandemia mundial.

Ehningen tuvo allí una Ciudad Cuántica durante mucho tiempo, cuando se instaló el primer ordenador comercial con este sistema Europa, el IBM Quantum System One. El segundo europeo se completará en San Sebastián, también el próximo año, de la mano de Ikerbasque (Fundacióntub para la Ciencia) Otros cuatro existen en EE UU, Japón, Canadá y Corea del Sur.

El centro dará servicio a la región europea de IBM Quantum y todos los datos de trabajo se procesarán en las fronteras de la UE. La instalación será la segunda en el mundo de esta característica en el complejo de la compañía en Nueva York (EE UU). «El objetivo es respaldar el poder de la computación cuántica para resolver algunos de los problemas más difíciles del mundo», dijo Jay Gambetta, vicepresidente de IBM Quantum. El directivo de la multinacional explicó que la capacidad de procesar por encima de los 100 cúbits es fundamental, ya que un potencial menor no portaría una ventaja significativa frente a sistemas de computación convencionales. El procesador será el Eagle de 127 codos.

«El objetivo es validar el poder de la computación cuántica para resolver algunos de los problemas más desafiantes del mundo»

Jay Gambetta, vicepresidente de IBM Quantum

El cuanto rojo de esta empresa cuenta con más de 60 organizaciones europeas que cuentan con dispositivos y programas, entre ellos la Universidad Bundeswehr, Deutsches Elektronen-Synchrotron (DESY), EÓN, la Organización Europea para la Investigación Nuclear (CERN), Fraunhofer-Gesellschaft, el Centro de Supercomputación y Redes de Poznan (PSNC) y Sistemas T. IBM Quantum y el programa de código abierto Qiskit se utilizan en más de 100 aulas universitarias en Europa.

IBM Quantum System One instalado en el instituto de investigación Fraunhofer-Gesellschaft, Alemania.HOLGER MUENCH

Uno de los ejemplos más prometedores en el uso de la tecnología cuántica y también emergente de inteligencia artificial generativa (IA) es la biomedicina, donde la capacidad y velocidad de cálculo de nuevos sistemas puede condicionar los tiempos de entrega de medicamentos. “Nuestro objetivo es que las innovaciones ofrezcan el mayor impacto posible en las personas a través de los medicamentos ARNm”, dijo Stéphane Bancel, director gerente de Moderna.

biomedicina

“Somos testigos de una revolución en el mundo de la computación, impulsada por los extraordinarios avances en IA y computación humana. Esto permite a los científicos comprender mejor cómo se comportan sus moléculas y cómo pueden facilitar la creación de otras completamente nuevas”, agregó Darío Gil, vicepresidente senior y director de IBM Research.

La mayoría de los modelos moleculares requieren cálculos y medicamentos en dimensiones muy grandes de una molécula para predecir con tanta precisión como sus propiedades. Esta información se puede obtener a través de simulaciones o experimentos de laboratorio, pero es un proceso imperfecto y costoso que puede llevar meses o años. Actualmente existen estructuras detalladas de millones de moléculas, pero existen miles de millones que pueden dar solución a las enfermedades más mortales.

Una investigación dirigida por el español César de la Fuente, Premio Princesa de Girona de Investigación Científica en 2021 y catedrático de bioingeniería de la Universidad de Pensilvania (EE UU), descubrió 2.603 péptidos (moléculas formadas por aminoácidos) con funciones biológicas no relacionados con el Sistema Inmune y que, sin embargo, tienen actividad antiinfecciosa. La investigación, publicada en ingeniería biomédica de la naturaleza, Uso de inteligencia artificial para localizar en este enorme y desconocido campo de proteínas péptidos con capacidad de atacar bacterias patógenas, aguas modulares con funciones básicas en la colonia intestinal (microbioma) y con potencial antiinfeccioso.

Moderna experimentará con MoLFormer, un modelo de la corporación multinacional basada en IA que ayudó a predecir las propiedades de una molécula y las características de posibles fármacos de ARNm. Aplicación moderna de este modelo para optimizar nanopartículas lipídicas que encapsulan y protegen ARNm e instrucciones a las células para actuar en infecciones, inmuno-oncología, enfermedades raras, cardiovasculares y autoinmunes.

Es solo uno de los ejemplos más destacados de la confluencia de la computación cuántica y la inteligencia artificial, pero es un campo enorme que va desde las finanzas o la seguridad en Internet hasta la mejora de procesos industriales o una carrera espacial.

Pero para él es necesaria la creación de redes, un camino en el que están involucrados todos los gigantescos servicios informáticos. “Estamos construyendo los elementos que permiten conectar ordenadores cuánticos, como un repetidor para conectarlos a gran distancia o memorias cuánticas que hacen falta en los componentes intermedios. Desarrollamos el hardware Usted está aquí Software necesario para cuando estén listas las computadoras cuánticas”, dijo Antía Lamas Linares, líder del Centro de Redes Cuánticas (Centro para la Red Cuántica) de Amazon Web Services (AWS). Otras empresas que incluyen IonQ, Quantum Circuits, Rigetti Computing y Honeywell en su sector.

Adel Al-Saleh, miembro del consejo de administración de Deutsche Telekom y consultor gerente de T-Systems, destaca la importancia del centro europeo: “Tener acceso a un centro de datos de computación cuántica en Europa ayudará a reducir la barra de acceso”

El experto en centros de datos Paul Bevan, director de investigaciones de Bloor Research, cree que las iniciativas como IBM van en aumento. Segun dijo un Monitora Técnica, “Estamos empezando ha visto un despliegue gradual de los centros de datos convencionales y el aumento de la IA generativa empuja aún más la demanda de espacio de cómputo.

Puedes seguir en Tecnología EL PAÍS En Facebook Allá chirrido o apuntarte aquí para recibir nuestra boletín semanal.

Suscríbete para seguir leyendo

Los límites del pecado de Lee