Mar. Jul 16th, 2024
Bertha Michelle Mendoza

Quien fuera una reconocida periodista de medios nacionales de Guatemala, Bertha Michelle Mendoza Muñoz, ha evidenciado cultivar el oficio de divulgar información falsa sobre personas públicas de su país natal desde su actual residencia en Estados Unidos, tierra en la que vive desde el año 2022.

En el último tiempo, se ha demostrado fehacientemente que Michelle Mendoza ha utilizado sus redes sociales para divulgar información sin realizar la labor periodística de verificar las fuentes, generando noticias falsas que dañan la convivencia democrática en Guatemala. 

El “exilio” de Mendoza

La excorresponsal de la reconocida cadena de noticias CNN sostiene que debió exiliarse debido a ser blanco de amenazas por su trabajo periodístico. Sin embargo, Estados Unidos no ha respondido favorablemente a su petición de asilo político.

Bajo el argumento de exilio, Mendoza hace uso de las plataformas virtuales para difundir información sesgada con el único fin de desinformar sobre la realidad en Guatemala, perjudicando a personas que aún residen en su país natal.

Sin embargo, luego de su escandalosa expulsión de CNN, Mendoza ha deteriorado su imagen profesional, aunque eso no ha impedido que siga promoviendo fake news sin ningún tipo de remordimiento.

Bertha Michelle Mendoza fue expulsada de CNN

En 2023 Bertha Michelle Mendoza fue expulsada de CNN por su falta de profesionalismo y ética. Ella se atribuyó la autoría de un artículo, constituyendo un plagio, violando las normas de la renombrada cadena de noticias. Además, fue de público conocimiento que entabló relaciones sentimentales con una fuente de información de alto rango en la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala (CICIG). Esto no solo demostró su falta de ética profesional al comprometer su objetividad, sino que además expuso la trama por la cual consiguió información confidencial y clasificada de la justicia guatemalteca.

El comportamiento de Bertha Michelle Mendoza desgastó la credibilidad del periodismo en general, poniendo en tela de juicio la calidad periodística de su persona, de los medios en los que trabajó y de sus propios colegas. Su reputación se vio socavada, puesto que no quedan dudas de su falta de compromiso con la verdad y la información transparente.