Jue. Abr 25th, 2024

Yulia Navalnaya, la viuda del opositor ruso Alexéi Navalni, se ha alzado este lunes como una nueva figura de la disidencia rusa con voz propia. Navalnaya ha asegurado este lunes que continuará con la lucha de su esposo para lograr una Rusia democrática y libre. “Te pido que compartas la rabia conmigo. Rabia, ira, odio hacia quienes se atrevieron a matar nuestro futuro”, ha reclamado la mujer en un vídeo difundido en las redes sociales en el que ha clamado contra el régimen ruso, responsable de la muerte de su marido, el opositor a Vladímir Putin más conocido en el extranjero y una de las voces más sonoras sobre la podredumbre de la autocracia rusa. La desaparición de Navalni, anunciada por las autoridades rusas el viernes en una remota y durísima colonia penal del círculo polar ártico donde cumplía una condena que Occidente ha considerado desde el inicio como política, ha dejado un enorme agujero en la oposición rusa.

En su mensaje de vídeo de nueve minutos, Naválnaya, de 47 años, ha responsabilizado directamente a Putin de la muerte de sumarido. “Quiero vivir en una Rusia libre, quiero construir una Rusia libre”, ha afirmado en la grabación titulada Continuaré el trabajo de Alexéi Navalni, su viuda, que se ha reunido este lunes en Bruselas con los ministros de Exteriores y con el alto representante para Política Exterior y Seguridad, Josep Borrell, y con el presidente del Consejo Europeo, Charles Michel. También a ellos les ha informado que seguirá los pasos del opositor, que se dio a conocer hace años por sus investigaciones sobre la corrupción de las élites rusas y se granjeó un buen número de enemigos.

Navalnaya, que hasta la muerte de su esposo había eludido todas las llamadas de entrar en política, da un paso al frente ahora. Lo hace en un momento clave para la disidencia, que se siente cada vez más desanimada. Dentro de Rusia, donde es extremadamente peligroso protestar y manifestarse y donde no queda ni un atisbo de oposición real con posibilidades, y fuera del país.

“Al matar a Alexéi, Putin mató a la mitad de mí: la mitad de mi corazón y la mitad de mi alma”, ha dicho Navalnaya en el vídeo. “Pero todavía tengo la otra mitad, y me dice que no tengo derecho a rendirme. Continuaré el trabajo de Alexéi Navalni; seguiré luchando para nuestro país”, ha dicho la viuda del disidente que ha recalcado que la única respuesta a tal crimen es continuar con el trabajo de su difunto marido por una Rusia libre y próspera. Los rusos, ha dicho Navalnaya, quieren vivir de otra manera, aunque parezca que hay pocas esperanzas.

“Te insto a que estés a mi lado”, ha reclamado la viuda del disidente, que ha sido una piedra angular para la campaña de activismo anticorrupción y política de su esposo, detenido en 2021 al volver a Rusia desde Alemania donde se había recuperado de un gravísimo ataque con veneno perpetrado por los servicios secretos rusos en el verano de 2020.

El Kremlin ha negado su implicación en la muerte del opositor. Y ha declarado que las afirmaciones en Occidente de que Putin fue responsable son inaceptables. El presidente ruso, que se coronará de nuevo como jefe del Kremlin con una votación sin rival en marzo, ha advertido de que respoderá si hay algún tipo de interferencia en las supuestas elecciones presidenciales.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.

Suscríbete

Sigue toda la información internacional en Facebook y X, o en nuestra newsletter semanal.