Mar. May 21st, 2024

“Opopo tiene que subir a primera división. Este es nuestro objetivo». estas palabras, extraídas de varias grabaciones difundidas en las redes sociales, están causando polémica en Camerún. Y por una buena razón: una de las voces debería ser la de Samuel Eto’o, la ex superestrella del fútbol nacional, quien en diciembre de 2021 se convirtió en presidente de la Federación Camerunesa de Fútbol (Fecafoot). El otro se le atribuye al amigo Valentine Nkwain, presidente del Victoria United, club de segunda división también llamado «Opopo».

“Estoy cansado. Me dijiste en Douala que me enviarías a los árbitros”, este último se queja, lamentando que su equipo pierda partidos. La voz prestada a Samuel Eto’o promete un empujón: “Cancelaré a este árbitro. Convocaré al presidente de los árbitros. » Desde esta conversación, presumiblemente con fecha de enero, Opopo ha tenido una serie de éxitos, consiguiendo su lugar en la primera división. Suficiente para levantar sospechas de corrupción.

contactado por El mundo, Stéphane Foko Kamga, presidente del comité central de árbitros de Fecafoot, no dio seguimiento. El portavoz de Samuel Eto’o también se negó a hablar y se refiere a un comunicado de prensa de Valentine Nkwain publicado el 20 de julio, en el que niega los hechos. «No reconozco estos audios, asegura el Sr. Nkwain, contactado por teléfono. No sé por qué está ocurriendo todo este sabotaje. No admitiré haber tenido esta conversación con el presidente de Fecafoot. Llevaré el asunto a los tribunales. » Según él, si se critica a Samuel Eto’o es porque«El fútbol camerunés realmente está cambiando».

Lea también: Fútbol: Samuel Eto’o, presidente fogoso pero cada vez más disputado dentro de la federación camerunesa

El gobierno del ex agresor es regularmente controvertido. Se han presentado denuncias ante el Tribunal de Arbitraje Deportivo, en Lausana, y ante el Tribunal Superior de Mfoundi, en Yaundé, impugnando las decisiones tomadas por Fecafoot. Se han enviado cartas a la Federación Internacional de Fútbol (FIFA), en particular para denunciar el hecho de que Samuel Eto’o es embajador de una empresa de apuestas deportivas.

Corrupción, amaño de partidos, mala gestión…

Y las tensiones han subido de nivel con la suspensión de Henry Njalla Quan en julio de toda actividad relacionada con el fútbol durante diez años. Fecafoot culpa a su vicepresidente depuesto «actos contrarios a las disposiciones legales» de la institución

Pero para Henry Njalla Quan, sus reveses están relacionados con su deseo de interesarse en los acuerdos de patrocinio de la federación. En una carta dirigida a Samuel Eto’o en junio, dice que le contó su historia “Análisis personal del fútbol camerunés, un año y seis meses después de nuestro mandato”, y habiendo elaborado un crudo diagnóstico de la situación: corrupción, amaño de partidos, suspensiones injustificadas, malos manejos económicos y administrativos, violencia en los estadios, mal desempeño de las selecciones…

“Debido a esta carta, sancionamos a mi club, que estaba jugando en las semifinales de la liga regional del Suroeste. El arbitraje se ha utilizado como arma para resolver el conflicto. Más de 40 de nuestras acciones han sido abucheadas fuera del juego», asegura Henry Njalla Quan afirma haber proporcionado “al gobierno, a la CAF [Confédération africaine de football], en la fifa y en Fecafoot” toda la evidencia para demostrarlo “Fue el presidente de Fecafoot quien dio las órdenes para [son] equipo pierde el juego”.

Lea también: Mundial 2022: en Qatar, Samuel Eto’o golpea a un youtuber argelino

“La situación en el fútbol camerunés es catastrófica. Apoyamos a Samuel Eto’o, pero nos defraudó» suspira uno de los presidentes de clubes más famosos del país, que exige el anonimato. Para él, si el antiguo León Indomable permanece “un icono a conservar, con un valor añadido indiscutible”, su gestión » solitario « fútbol «se convierte en una pesadilla». En su país donde fue idolatrado, su imagen aún está empañada.